Amitigra lamenta pérdida de mil hectáreas de bosque e incalculable cantidad de flora y fauna

0
608

Tegucigalpa.- Aproximadamente mil hectáreas de bosques se han perdido luego del devastador incendio en la reserva natural de La Tigra y una incalculable pérdida de flora y fauna lamentó el director técnico de Amitigra Jorge Luis Murillo Palma.

El incendio que ha arrasado una vasta extensión de tierras, estimándose en aproximadamente mil hectáreas, en la reserva natural, ha tenido consecuencias devastadoras sobre dos ecosistemas clave: el Bosque Seco Tropical y el Bosque de Pino, causando una pérdida irreparable en términos de biodiversidad, destacó Murillo Palma.

El Bosque Seco Tropical, conocido por su capacidad para adaptarse al cambio climático, y el Bosque de Pino, que albergaba una rica diversidad de flora y fauna, han sido gravemente afectados. Murillo Palma expresa su tristeza por la pérdida de estos valiosos ecosistemas, señalando que la recuperación podría llevar décadas.

El origen del fuego aún está bajo investigación, pero el director de Amitigra señala que la mayoría de los incendios forestales son causados por actividades humanas, como la quema de basura, la preparación de tierras para la agricultura y acciones irresponsables de cazadores y pirómanos.

El daño causado por el incendio es tan significativo que la Fundación Amitigra se encuentra concentrada en la extinción del fuego y aún no puede cuantificar por completo el alcance total de la devastación. Es evidente que la pérdida de miles de hectáreas de bosque ha tenido un impacto catastrófico en la biodiversidad de la zona, con especies de reptiles, anfibios y mamíferos que han sufrido graves consecuencias.

A medida que se llevan a cabo las investigaciones pertinentes, queda claro que se necesitarán esfuerzos concertados para prevenir futuros desastres similares y para restaurar los ecosistemas dañados. La Fundación Amitigra insta a la comunidad a tomar conciencia de la importancia de proteger nuestros bosques y a adoptar prácticas responsables que ayuden a preservar nuestra invaluable diversidad biológica, concluyó.