Al menos 4 personas ligadas a medios de comunicación han sido asesinadas en Honduras en el 2022

0
321

Tegucigalpa.- Alrededor de cuatro personas ligadas a medios de comunicación han muerto de forma violenta en lo que va del presente año, según datos del Comisionado Nacional de Derechos Humanos en Honduras (Conadeh).

En primeros cinco meses del 2022, se registra la muerte de un periodista, un camarógrafo y dos comunicadores sociales, con lo cual suman 93 las personas vinculadas a los medios de comunicación muertos violentamente desde que se registró el primer caso en octubre del 2001.

Este domingo se confirmó la muerte del joven comunicador de Choluteca, Ricardo Ávila Carrasco, quien falleció en el Hospital Escuela por un disparo en la cabeza cuando desconocidos quisieron asaltarlo, y por varios días estuvo luchando por su vida, pero finamente pereció.

El periodista fue asaltado en Marcovia, Choluteca, sur de Honduras, quedando gravemente herido, por lo que fue trasladado al Hospital Escuela en la capital.

Familiares y amigos exigen justicia y que capturen a los o el responsable de la muerte del joven comunicador.

Según relatos, Ávila fue interceptado por sujetos para asaltarlo y al oponerse le infirieron un disparo en su cabeza.

Ávila Carrasco es la cuarta persona vinculada a medios de comunicación que pierde la vida violentamente durante el presente año.

La Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, Blanca Izaguirre, condenó la muerte del camarógrafo, y pidió un “ya basta de tanto crimen”.

La Defensora del Pueblo declaró que este tipo de acciones violentas es condenable ya que se pone en riesgo la vida de las personas por lo que los hechores merecen un castigo ejemplar.

Ante este lamentable atentado expresamos nuestra más enérgica condena contra este y todo tipo de hechos violentos que ponen en riesgo la vida y la integridad física de personas, su seguridad personal, el normal desempeño de sus actividades laborales y su vida familiar, manifestó.

La titular del Conadeh instó a las autoridades correspondientes, a realizar una investigación profunda y adecuada para dar con él o los responsables y precisar las causas y objetivo de tal atentado, evitando su impunidad.

En los últimos años decenas de periodistas, comunicadores sociales y personas vinculadas a los medios de comunicación han sido víctimas de atentados, agresiones, asaltos y otras acciones que han puesto en riesgo su integridad física y su vida.

Prueba de lo anterior es que recientemente los periodistas hondureños, Dagoberto Rodríguez y Manuel Santiago Cerna, denunciaron que están siendo objeto de amenazas de muerte.

Desde octubre de 2001 a la fecha, el Conadeh registró 92 muertes violentas de periodistas, comunicadores sociales, camarógrafos, fotógrafos y propietarios de medios, con un nivel de impunidad que sobrepasa el 91 por ciento de los casos. A la cifra anterior se le suma la muerte de Ávila Carrasco.