Advierten que el polvo del Sahara llegará la próxima semana a Honduras

0
787

Tegucigalpa.- Medios internacionales han alertado sobre la llegada de una tormenta de polvo del Sahara la próxima semana al continente americano. En Honduras, este fenómeno estaría ingresando el 26 de junio por el departamento de Gracias a Dios, según informó el líder de cambio climático, César Quintanilla.

«El polvo del Sahara ya está sobre nosotros, sin embargo, a partir del miércoles 26 de junio la parte fuerte de esta nube alcanzará con cantidades elevadas de polvo nuestro territorio, ingresando por el departamento de Gracias a Dios y recorriendo todo el país. Deja nutrientes sobre nuestros suelos, pero también alta contaminación que es perjudicial para los seres humanos», detalló Quintanilla a tunota.com.

De acuerdo a expertos, este fenómeno afectará inicialmente a Florida, Estados Unidos, y luego se desplazará a países del Caribe, donde podría afectar parte del territorio hondureño.

Por lo anterior, se pide a la población hondureña estar atenta y tomar las medidas preventivas necesarias, ya que el polvo del Sahara podría tener un impacto en el clima y en la salud pública.

La agencia Copernicus, por su parte, anticipa que durante el próximo invierno podría presentarse un aumento significativo en las intrusiones de este polvo en Europa y América Latina. «En el invierno de 2024 se producirá un número relativamente elevado de intensas intrusiones de polvo sahariano en Europa y América Latina. Si bien el transporte de polvo es un evento atmosférico normal en la región, la intensidad y frecuencia de tales episodios en los últimos años podrían estar relacionadas con cambios en los patrones de circulación atmosférica».

¿Qué es el polvo del Sahara?

El polvo del Sahara es una partícula que se origina en el Sahel, la región justo al sur del desierto del Sahara. Durante la temporada de monzones, las tormentas generan vientos que levantan el polvo y lo transportan hacia el Atlántico, desde donde los vientos alisios superiores lo llevan a lo largo de extensas distancias, principalmente entre los meses de junio y agosto.