Xiomara Castro puede enderezar el camino para obtener el reconocimiento del pueblo, según Salvador Nasralla

0
252

Tegucigalpa.- Salvador Nasralla, designado presidencial, aseguró que la presidenta Xiomara Castro aún está a tiempo para «enderezar el camino» y obtener el reconocimiento del pueblo hondureño, que en los últimos meses ha expresado su descontento.

A criterio de Nasralla, la presidenta hondureña es «una mujer buena» pero debe enfocarse en atender las necesidades de los ciudadanos.

«Lo importante es que Xiomara Castro es una mujer buena y puede enderezar el camino», manifestó para Radio HRN.

La principal tarea que tiene la mandataria de Honduras es cambiar su agenda política, ya que esa le impide que avance hacia el desarrollo del país. En su lugar, debe enfocarse en una agenda económica en beneficio de las mayorías.

Según Salvador Nasralla, esta agenda tiene que «atender generación de empleo y atender ingreso de divisas».

«No le digo que se retire de la agenda política pero que no la ponga en práctica porque eso significa poner en riesgo a los hondureño», subrayó.

Hondureños descontentos

En contraste, el vicepresidente dijo que a diario, y desde ya hace varios meses, ha observado descontento en la población, la mayoría de estos son militantes del mismo partido Libertad y Refundación (Libre).

Por eso recomendó como solución hacer entender a la institución política que «el poder se lo dio el pueblo a una alianza. Por lo tanto deberíamos tener la oportunidad de representar al pueblo».

Lo anterior debido a que el trabajo del designado presidencial se ha limitado a «dar consejos de amigo» a pesar de no tener una relación tan cercana con la presidenta, y no a ejercer sus funciones como tal.

«No tengo prácticamente ninguna relación, ni con él ni con ella, más que intercambiamos mensajes y a veces yo le digo mira, pienso esto. Más allá de esa recomendación que prácticamente va de amigo, casi de asesor, yo no estoy ejerciendo el poder que tengo», señaló Salvador.

Una vez más, Nasralla lamentó que la presidenta no lo incluya en la toma de decisiones, las cuales, a su criterio, podrían beneficiar al país si se le escuchara.