Unos 5 mil menores hondureños se encuentran detenidos en la frontera de EE. UU.

0
203

Tegucigalpa.- Entre 4 mil y 5 mil menores hondureños, muchos de ellos viajaron no acompañados, han sido detenidos en la frontera estadounidense, informó hoy la directora ejecutiva de la Fundación Eléutera, Elena Toledo.

En ese orden, lamentó que es una cifra que va en crecimiento cada día así como los casos de menores o acompañados.

Entre estos menores se encuentran hermanos y hasta infantes de menos de cinco años, detalló.

Explicó que el propósito tanto de los padres como de los menores es ser detenidos en la frontera para poder ingresar a territorio estadounidense.

En ese sentido, han identificado casos en los que los menores son dejados en el desierto o río en las cercanías de la frontera para que estos sean detenidos.

Subrayó que no existe ninguna certeza que los menores vayan a ingresar a territorio estadounidense, por lo que consideró que los padres solo arriesgan la vida de los menores al acompañarlos o enviarlos en la ruta migratoria.

Antes se encontraban grupos de adultos y ahora las autoridades encuentran grupos de menores migrantes, externó.

Ejemplificó que recientemente las autoridades interceptaron a un grupo de 51 migrantes de los cuales 49 eran menores de edad.

Cabe señalar que la cifra de niños y adolescentes deportados de Estados Unidos y México al Triángulo Norte de Centroamérica se disparó aproximadamente un 92 % al cierre del 2021, de acuerdo con cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Los datos de la OIM, que retoma en su informe cifras de entidades oficiales, señalan que las deportaciones de menores de 18 años de edad a El Salvador, Guatemala y Honduras llegaron a 23 mil 742 en 2021.

Por otra parte, las deportaciones acumuladas de adultos y niños en 2021 a estos tres países llegaron a 125 mil 257, un 34,7 % más que las 93 mil 13 registradas en todo el 2020.

Los salvadoreños retornados sumaron 8 mil 481, los guatemaltecos 63 mil 808 y los hondureños 52 mil 968.

Tanto los menores como las mujeres representan los grupos más vulnerables en la ruta migratoria hacia EE. UU.