Un juez de EE. UU. anula la orden de arresto contra el expresidente peruano Alejandro Toledo

0
940

Tegucigalpa.- Un juez de Estados Unidos anuló la orden de arresto que debía ejecutarse este viernes contra el expresidente peruano Alejandro Toledo para ser extraditado a su país, donde está acusado de corrupción por la trama Odebrecht.

El exmandatario de Perú (2001-2006), que reside en San Francisco (California), debía haber sido detenido a las 9.00 horas de la costa oeste de Estados Unidos (11.00 horas de Lima y 16.00 GMT).

Pero el juez de California Thomas Hixson dejó sin efecto la orden de detención después de que un tribunal de apelaciones admitiera el jueves la petición de la defensa de Toledo para retrasar la extradición durante 14 días.

«Como actualmente Toledo no puede ser extraditado, el tribunal anula su orden de arresto y ordena a los alguaciles que no lo detengan», informó Hixson.

El magistrado había ordenado el pasado 5 de abril que el expresidente peruano fuera detenido este viernes para que el Departamento de Estado de Estados Unidos pudiera proceder con la extradición aprobada el pasado febrero.

Sin embargo, Hixson informó de que el jueves el tribunal de apelaciones del Noveno Circuito, en San Francisco, ordenó suspender la extradición durante 14 días «para permitir a Toledo la oportunidad de pedir una reconsideración al tribunal».

Toledo, de 77 años, fue detenido en 2019 en California y estuvo 8 meses en prisión por riesgo de fuga, aunque pasó a arresto domiciliario en marzo de 2020, con el estallido de la pandemia de la covid-19.

En septiembre pasado, la Justicia estadounidense dio luz verde a su extradición a Perú, al haber hallado pruebas suficientes que justifican esta medida, que fue avalada en febrero pasado por el Departamento de Estado.

Toledo está imputado en su país por haber recibido unos 34 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht, mediante un entramado de sociedades en paraísos fiscales a través de las cuales adquirió millonarias propiedades inmobiliarias en Perú.

En concreto, Toledo fue investigado por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias, con relación a contratos concedidos a Odebrecht para la construcción de la Ruta Interoceánica entre Brasil y Perú.

El caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción de Latinoamérica, salpicó también a los expresidentes peruanos Alan García (1985-1990 y 2006-2011), Ollanta Humala (2011-2016) y Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), así como a la tres veces candidata presidencial Keiko Fujimori, hija y heredera política del exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000). EFE