Tras las protestas, Israel aprueba ayudas para afectados por el coronavirus

0
109
EFE/EPA/ATEF SAFADI

Jerusalén– El Gobierno israelí aprobó hoy ayudas económicas para trabajadores afectados por la COVID-19, en plena segunda oleada en el país, con nuevos cierres, y tras una manifestación ayer crítica con la gestión gubernamental.

El Ejecutivo dl conservador Benjamín Netanyahu dio luz verde al pago de ayudas de 7.500 shekels (unos 1.920 euros) a autónomos, asalariados y empresarios perjudicados por la crisis generada por la pandemia. Desde que esta empezó, el paro ha subido de menos de un 4% en febrero a un 25% en plena pandemia y, tras la reapertura, se sitúa ahora en un 21% (unos 850.000 desempleados).

Los pagos aprobados forman parte de un plan de ayudas anunciado el jueves y que mañana se votará en el Parlamento, que previsiblemente lo aprobará puesto que la coalición gubernamental cuenta con mayoría.

Además de las ayudas puntuales, el plan prevé también extender los beneficios especiales de desempleo hasta junio del 2021, y ayudas específicas para comercios pequeños y medianos.

«Podemos superar la crisis del coronavirus, o al menos llevar a Israel a una rutina económica y sanitaria que nos permita vivir razonablemente bien el próximo año. Ese es el objetivo y el primer paso», aseguró hoy el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en un comunicado difundido por su oficina.

El jefe del gobierno ha sido criticado los últimos días por su gestión de la crisis y se ha visto obligado a admitir que la desdescalada se hizo «demasiado rápido»

Israel vive una segundo oleada de coronavirus más dura que la primera, lo que ha llevado al Gobierno a echar marcha atrás a algunos aspectos de la reapertura e imponer de nuevo restricciones como el cierre de bares, piscinas, gimnasios o salas de eventos.

Ayer se celebró una manifestación en Tel Aviv, con unas 10.000 personas, organizada por autónomos y empleados de sectores afectados, que denunciaron la falta de ayudas económicas suficientes y exigieron más apoyo.

Las nuevas medidas de Netanyahu para amortiguar la crisis podrían aumentar el déficit del país en un 13%, según el Banco de Israel, informa el periódico local Haaretz.

Los contagios en Israel han escalado durante las últimas semanas hasta situarse en cerca de 40.000 desde el inicio de la pandemia, y la cifra de enfermos (casi 19.000) supera la de recuperados (18.915). El total de fallecidos también ha ascendido hasta los 358. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here