Suspenden por tiempo indefinido las visitas en cárceles de Honduras para miembros de estructuras criminales

0
114

El comandante de la Policía Militar de Orden Público (PMOP), Ramiro Fernando Muñoz, anunció hoy martes medidas drásticas para contener la actividad criminal desde el interior de las cárceles.

A partir del próximo fin de semana, se suspenderán indefinidamente las visitas a los privados de libertad con sentencia por narcotráfico o pertenencia a estructuras criminales.

Esta decisión afectará a los reclusos en las cárceles de La Tolva en Morocelí, El Paraíso, Ilama en Santa Bárbara y el Centro Penal de Támara, en el Valle de Támara, Francisco Morazán.

Según Muñoz, la medida busca impedir que los líderes criminales continúen coordinando actividades delictivas desde la cárcel.

«No podemos seguir contemplando cómo estos individuos causan terror en la población desde las sombras», declaró Muñoz en una conferencia de prensa. «Es inaceptable que utilicemos recursos del Estado para facilitar visitas conyugales o cualquier otra forma de comunicación que beneficie a quienes generan violencia en nuestras calles.»

El presidente de la Comisión Interventora del Instituto Nacional Penitenciario respaldó la iniciativa y señaló la posibilidad de que desde los centros penitenciarios se sigan emitiendo órdenes para perpetuar el terror en la población. Esta medida también implica restricciones severas en cuanto a la comunicación de los reclusos, limitándola únicamente a lo que la ley permite, como la visita de abogados.

La comunidad espera que estas medidas contribuyan a reducir la incidencia delictiva y a fortalecer el control dentro de las instalaciones penitenciarias, que históricamente han sido utilizadas como centros de operación para grupos criminales organizados.