Sacerdotes de Nicaragua habrían pedido ser recibidos en Honduras

0
194

Tegucigalpa.- El Obispo de la diócesis de Danlí, José Antonio Canales, reveló este miércoles que algunos sacerdotes perseguidos en Nicaragua solicitaron de manera formal ser recibidos en Honduras.

“Ya tenemos solicitudes de sacerdotes que siendo nicaragüenses no pueden entrar a Nicaragua”, comentó Antonio Canales.

El religioso calificó la situación de extraña, pues Nicaragua estaría rechazando el ingreso de sus propios nacionales.

“Ya es una situación demencial”, lamentó el obispo, al mencionar que son sacerdotes que por circunstancias salieron del país, pero ahora no se les permite el ingreso.

No obstante, la diócesis de Danlí no detalló los nombres y número de sacerdotes que habrían pedido ser recibidos en Honduras.

La Iglesia Católica de Nicaragua enfrenta un año especialmente convulsivo con el gobierno de Daniel Ortega, quien ha tildado de “golpistas” y “terroristas” a los religiosos.

Este año, el sandinismo expulsó del país al nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y a 18 monjas de la orden Misioneras de la Caridad, fundada por la Madre Teresa de Calcuta.

También han llevado a prisión a siete sacerdotes, cerrado nueve estaciones de radio católicas y sacado de la programación de la televisión por suscripción a tres canales católicos.

La Policía también ha ingresado por la fuerza y allanado una parroquia, impedido a los feligreses recibir la eucaristía dentro del templo y sitiado a otros sacerdotes en sus iglesias.

Igualmente, prohibió a la arquidiócesis de Managua la procesión con la imagen peregrina de la virgen de Fátima.

Las relaciones entre los sandinistas y la Iglesia Católica de Nicaragua han estado marcadas por roces y desconfianzas en los últimos 43 años. La comunidad católica representa un 58,5 por ciento de los 6,6 millones de habitantes de Nicaragua, según el último censo nacional.