Piden expulsar a partido de expresidente de Nicaragua de coalición opositora

0
152
CORTESIA

Managua – La Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia (CUDJ) pidió este viernes expulsar al Partido Liberal Constitucionalista (PLC), al que pertenece el expresidente de Nicaragua Arnoldo Alemán (1997-2002), de la Coalición Nacional, que se ha presentado como la gran fuerza política que enfrente al sandinista Daniel Ortega en las próximas elecciones.

Los universitarios hicieron esa petición después de que la Asamblea Nacional (Parlamento) destituyera como diputada a María Fernanda Flores, esposa de Alemán, a solicitud de otra legisladora de ese colectivo, María Haydee Osuna, a quien señalan de ser aliada del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Para la CUDJ, que es el brazo juvenil de la Unidad Nacional Azul y Blanco, «la continuidad del PLC en la Coalición Nacional le resta credibilidad al esfuerzo de unificar a la oposición nicaragüense».

«Las sanciones a Arnoldo Alemán y familia por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, la litis interna en el PLC y la reciente destitución de María Fernanda Flores (como diputada) de la Asamblea Nacional, deja en evidencia el control que todavía ejerce» el exmandatario en ese colectivo, argumentó ese grupo juvenil.

El pasado 9 de noviembre, Washington anunció que Alemán, Flores, y sus familiares cercanos «no son elegibles para ingresar a los Estados Unidos», debido a «su participación en importantes actos de corrupción como presidente de Nicaragua».

El PLC también mantiene una disputa legal por la representatividad legal ante el Consejo Supremo Electoral (CSE), controlado por los sandinistas.

ALIANZA CÍVICA: PLC ES ALIADO FIEL DEL FSLN

Por su parte, el integrante de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, José Dávila, señaló que la destitución de Flores, «de forma ilegal», muestra que el FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional, partido en el poder), ya quiere tener a un socio claro, firme y con toda legalidad, para continuar con el pacto, tal vez para discutir reformas electorales».

Dávila identificó al PLC como aliado fiel del FSLN, pero está vez sin Alemán, que actuaría como contraparte de Ortega para las reformas electorales que le exigen al actual presidente la oposición y la comunidad internacional, para garantizar que los comicios de 2021 sean creíbles.

De acuerdo con Dávila, los «arnoldistas», como se les llama a los seguidores de Alemán, «debilitaron a la Coalición Nacional» y que «ya no hay posibilidad de esa casilla (la del PLC)» en una fuerza opositora.

Dávila, cuya organización recientemente abandonó a la Coalición Nacional, dijo que ahora la oposición nicaragüense deberá ver «con más visión estratégica, con más unidad, tratando de formar una alternativa».

La Coalición Nacional está compuesta por la Unidad Nacional, Alianza Cívica y Movimiento Campesino, así como por el PLC, Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN), Partido de Restauración Democrática (PRD) y el partido indígena Yatama («Hijos de la madre tierra» en lengua miskita).

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones nacionales el 7 de noviembre del 2021.EFE