Panamá pide a Israel y palestinos buscar una solución que ponga fin al conflicto

0
326
Cortesía

Ciudad de Panamá.- Panamá lamentó este miércoles el alto número de heridos y muertes registradas en los últimos días por los enfrentamientos entre Israel y los palestinos, y abogó por un diálogo directo que permita poner fin al conflicto.

Panamá «apoya la búsqueda de un diálogo directo, que favorezca una solución negociada, a la luz del derecho internacional, que permita bajar la tensión y priorizar el fin de los enfrentamientos que afectan de manera indiscriminada a civiles israelíes y palestinos», señaló un comunicado de la Cancillería panameña.

Destacó que «todos los esfuerzos deben dirigirse a evitar la pérdida de vidas de la población civil y apoyar, decididamente, la mitigación del progresivo deterioro de la situación mediante el inmediato cese de violencia».

En ese marco, la Cancillería de Panamá lamentó «profundamente» el alto número de heridos y muertes que se han dado en los últimos días, pero condenó de la manera «más enérgica» el lanzamiento de misiles «desde Gaza a Israel».

De igual manera ponderó que el derecho de Israel de proteger a sus civiles «debe ser proporcional y con una máxima contención en el uso de la fuerza».

Desde que se desató el pasado lunes la ola de violencia, las milicias palestinas han lanzado más de un millar de misiles, alcanzando Jerusalén y Tel Aviv -si bien dos centenares de fallidos cayeron en la franja- e Israel ha realizado más de 500 bombardeos contra el enclave.

Israel y las milicias palestinas no mostraron este miércoles ninguna contención, pese a la muerte de civiles y los llamamientos internacionales, e intensificaron los ataques que encaminan este nuevo enfrentamiento hacia una cuarta guerra.

Los cohetes desde la Franja de Gaza -más de un millar, la mayoría interceptados o fallidos- mataron este miércoles, según el servicio de emergencias israelí United Hatzalá, a un niño de 6 años, elevando a siete las víctimas en Israel.

En Gaza, 65 palestinos han muerto desde el lunes, entre ellos 16 niños. EFE