La Adecabah advierte que los hondureños seguirán recibiendo alza de precio en los combustibles y la canasta básica

0
416

Tegucigalpa.- El presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras (Adecabah), Adalid Irías, advirtió que la población seguirá recibiendo los impactos en los precios de los combustibles y la canasta básica por el conflicto entre Ucrania y Rusia.

“El impacto de los carburantes y la canasta básica lo vamos a seguir recibiendo con el conflicto que se generó con el ataque de Rusia a Ucrania, el impacto lo pagan las economías de los tercermundistas”, apuntó.

Irías reconoció que el aumento a los combustibles es preocupante, porque condicionará el costo de la energía eléctrica.

En ese sentido, mencionó que, a pesar de la rebaja de 10 lempiras en el precio del combustible, los últimos incrementos han estado neutralizando el beneficio.

El defensor de los consumidores relató que en los mercados del Zonal Belén, Feria del Agricultor y ahorro feria El Lempirita, hubo aumentos en los precios de 25 productos en los últimos días.

Por otro lado, recordó que la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) iniciará en marzo la revisión de las variables de los carburantes para emitir la tarifa del segundo trimestre del año.

Además, señaló que también en marzo dará comienzo el subsidio de la tarifa a los abonados que consumen menos de 150 kilovatios, haciendo que los grandes empresarios o industriales trasladen ese costo al consumidor final.

Ante esta situación, Irías sugirió a las autoridades buscar las alternativas para atenuar los impactos. La fuente reiteró que los aumentos al precio del crudo del petróleo pasarán factura a la economía nacional.

“Hay que tomar otras decisiones para fortalecer el poder de compra del hondureño, por un lado, nos llevan alivio, pero, por otro lado, nos va a repercutir en la canasta básica de bienes y servicios”, puntualizó.

Finalmente, comentó que el maíz reportó un incremento de 20 lempiras el quintal en las últimas dos semanas, por lo tanto, no se descarta que los fabricantes de tortillas trasladen los costos al consumidor final.