Irán niega el suministro de armas a Armenia ante el actual conflicto

0
508
EFE

Teherán – El Ministerio de Exteriores de Irán negó este martes que se hayan transferido armas y municiones desde territorio iraní con destino a Armenia en el marco del conflicto en el enclave separatista de Nagorno Karabaj.

«Irán supervisa de cerca el movimiento y tránsito de mercancías hacia otros países y no permite que su territorio se utilice para la transferencia de armas y municiones», aseguró el portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh.

El portavoz detalló que los movimientos registrados estos días son «el tráfico de camiones y el tránsito de mercancías civiles convencionales» que siempre ha existido entre Irán y los países vecinos, según publicó la página del Ministerio de Exteriores.

Con el inicio del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán surgieron informaciones que apuntaron al envío de armas por parte de Irán al primer país, pero las autoridades iraníes no han tomado públicamente partido por ningún bando y han llamado al diálogo.

También el portavoz del Gobierno de Irán, Ali Rabií, afirmó hoy que Irán respeta «la integridad territorial y la soberanía» de Armenia y de Azerbaiyán, a los que calificó de «países amigos y hermanos».

Rabií indicó que para Irán la única solución al conflicto es «el diálogo» y que a ello puede contribuir su país junto con Turquía y Rusia.

«Irán, Turquía y Rusia pueden ayudar a los dos vecinos en la implementación de las resoluciones de la ONU para resolver sus diferencias de manera pacífica», señaló el portavoz.

Rusia mantiene buenas relaciones y suministra armas a los dos países, pero tiene una base militar en Armenia y es aliado de Ereván en la alianza político-militar postsoviética Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC).

Por su parte, Turquía, enemigo acérrimo de Armenia, se ha posicionado claramente del lado de Azerbaiyán en este nuevo conflicto, que desde el domingo se ha cobrado decenas de víctimas entre civiles y militares. 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha aseverado que «ha llegado la hora» de poner fin a la ocupación «armenia» y no ha querido  confirmar ni desmentir los rumores de que su país habría enviado armas, militares o incluso mercenarios a Azerbaiyán para respaldar la ofensiva de Bakú.

La troika de Rusia, Turquía e Irán participa en el proceso de paz de Astaná para Siria, conflicto en el que Moscú y Teherán apoyan al régimen de Bachar al Asad y Ankara a la oposición armada. EF