Indígenas de Nicaragua denuncian el asesinato de cinco nativos mayagnas

0
483

Tegucigalpa.- Una agrupación indígena de Nicaragua denunció este lunes el asesinato de cinco nativos mayagnas por parte de un grupo de individuos armados que invadieron territorio aborigen en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACS).

A través de un comunicado, el Gobierno Territorial Mayangna Sauni Bas afirmó que los cinco nativos mayagnas fueron asesinados por un grupo de 70 invasores de tierras, que ellos denominan «colonos», que ingresaron a sus comunidades el pasado fin de semana.

La Policía Nacional de Nicaragua de momento no ha confirmado ni negado esas muertes, aunque los nativos los identificaron con sus nombres, y defensores de indígenas y del medioambiente divulgaron vídeos cuando fueron sepultados.

Los comunitarios asesinados fueron identificados como Jesmin Jacobo Lazaro, Lenin Vilchez Patron Flores, Alberto Castillo Palacios, Jorge Enor Palacios Samuel y Morgan Diaz Palacios, de acuerdo con la denuncia.

«El día de hoy dieron sepultura a 5 indígenas Mayangnas asesinados en la comunidad de Wilú. En el territorio Mayangna Sauni As, en el corazón de Bosawas», una de las reservas de biósferas de Nicaragua, indicó, por su lado, el activista nicaragüense expatriado Amaru Ruiz, defensor de los derechos ambientales y de los pueblos indígenas y afrodescendientes de su país.

INCENDIARON 16 CASAS

Según la agrupación indígena, los hechos ocurrieron el fin de semana pasado cuando «unos 70 colonos armados habrían ingresado a la comunidad de Wilú, dentro del territorio mayangna Sauni As, en el municipio de Bonanza, dentro de la reserva de biósfera de Bosawas».

«Los colonos ingresaron con armas de alto calibre como escopetas y fusiles de asalto AK-47 con las que abrieron fuego contra los comunitarios», de acuerdo con la denuncia de los indígenas.

Los «colonos» también incendiaron las 16 casas que habían en la comunidad, a excepción de la escuela, la iglesia y el salón comunal, aseguraron.

Los representantes del Gobierno Territorial Mayangna Sauni Bas calificaron ese ataque como un «genocidio» y como una «transgresión flagrante» de los derechos de los pueblos originarios y afrodescendientes del Caribe de Nicaragua estipulados en la Constitución Política de la República.

Defensores de los pueblos indígenas y afrodescendientes de Nicaragua condenaron esos crímenes y exigieron a las autoridades nacionales dar respuesta y acción inmediata a la situación del territorio Mayangna Sauni As.

El 13 de febrero de 2022 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a la comunidad de Wilú.

DESPLAZAMIENTOS FORZADOS

A finales de enero pasado, el Ministerio Público de Nicaragua acusó a un grupo de 24 personas que invadieron territorios indígenas y atacaron a sus pobladores en el Caribe norte, por los delitos de crimen organizado, usurpación de dominio público o comunal y aprovechamiento ilegal de recursos naturales.

Las invasiones de colonos en territorios indígenas dejaron 11 nativos asesinados en 2021, según datos de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), que no ha precisado la cifra del año pasado.

Un informe del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan) detalló que desde la década de 2010 hasta enero de 2021, aproximadamente un millar de indígenas miskitos fueron desplazados de manera forzada hacia otras comunidades, algunas fronterizas con Honduras, así como 46 casos de secuestro, 4 desapariciones, 49 personas lesionadas, 8 heridos en ataques armados y 2 niñas agredidas.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) ha advertido que las poblaciones indígenas de Nicaragua corren el riesgo de ser exterminadas por la constante invasión de sus territorios.

Los pueblos indígenas y de ascendencia africana en Nicaragua viven en 304 comunidades establecidas en 23 territorios, la mayoría en las zonas más pobres y aisladas del país, según datos oficiales. EFE