Guatemaltecos protestan por tercera semana consecutiva contra el presidente

0
249
EFE

Guatemala, 5 dic (EFE). Alrededor de un millar de guatemaltecos se manifestaron este sábado por tercer fin de semana consecutivo para exigir la renuncia del presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, y de los diputados del Congreso. La protesta tuvo como principales protagonistas a estudiantes universitarios y a grupos feministas que comandaron las consignas en contra de Giammattei, cuyo Gobierno enfrenta una crisis política desde el 20 de noviembre.

«Hacemos un llamado a la población en general para que se sumen a nuestras acciones», dijo a periodistas Laura Aguiar, secretaria general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) de la Universidad de San Carlos (USAC, estatal y autónoma). A los estudiantes de la Universidad de San Carlos se sumaron alumnos de las universidades privadas Rafael Landívar y Del Valle, quienes remarcaron en sus discursos la necesidad de cambios estructurales para mejorar las condiciones del país, uno de los más pobres y corruptos de Latinoamérica según informes de organismos internacionales.

Las manifestaciones en contra de Giammattei, frente al Palacio Nacional de la Cultura (sede del Gobierno), iniciaron el sábado 21 de noviembre y se han mantenido vigentes por tres semanas consecutivas, aunque cada vez con menos participación de personas. Las protestas se originaron después de que el Congreso, donde Giammattei cuenta con mayoría mediante alianzas, aprobara el pasado 18 de noviembre un polémico presupuesto del Estado para 2021. A ello se sumó el pedido del vicepresidente guatemalteco, Guillermo Castillo, quien instó el 20 de noviembre a Giammattei a renunciar en conjunto ya que el país no se encuentra «bien».

Dicho presupuesto fue suspendido días después por el mismo Congreso, mientras Castillo y Giammattei indicaron en una rueda de prensa este viernes que habían puesto fin a sus disputas. Sin embargo, pese la resolución de ambos problemas que dieron origen al a crisis política de Giammattei, las protestas continuaron este sábado. EN BUSCA DE CAMBIOS Los líderes estudiantiles se pronunciaron durante varios minutos ante la multitud y advirtieron que «el problema no es el presupuesto, sino el sistema excluyente, racista y patriarcal» en el que viven los 16 millones de guatemaltecos, el 59 por ciento de ellos bajo el umbral de la pobreza.

«El pueblo, presente, no tiene presidente» fue una de las consignas cantadas por los estudiantes, mientras otro grupo de manifestantes escribió con letras gigantes frente a la sede del Gobierno «Guate sin miedo». Los universitarios insistieron además, desde una tarima, en la necesidad de una Asamblea Nacional Constituyente, un pedido respaldado por grupos feministas que también participaron en la manifestación y que entonaron «Un violador en tu camino» del grupo chileno Las Tesis. La protesta se llevó a cabo sin incidentes, salvo por algunas pintas en comercios cercanos al centro de la Ciudad de Guatemala, donde se ubica el Palacio Nacional de la Cultura.

Las manifestaciones de hace 15 días, sin embargo, culminaron con la quema de una parte del Congreso por parte de cientos de encapuchados, al mismo tiempo que otras 10.000 personas protestaban pacíficamente contra el presidente frente a la sede del Gobierno. La crisis política hizo que Giammattei invocara el 22 de noviembre la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA), un instrumento jurídico aprobado en 2001 que busca preservar «la institucionalidad democrática» en el continente mediante la organización continental.

Debido a ello, la OEA envió una misión al país por cinco días y la misma dictaminó este viernes en un informe preliminar que se deben tomar «medidas específicas» sobre ciertos temas de preocupación para la sociedad, como la corrupción y la impunidad. Giammattei y Castillo tomaron posesión el pasado 14 de enero por un período de cuatro años, tras ganar las elecciones presidenciales al binomio compuesto por la ex primera dama Sandra Torres y el excanciller Carlos Raúl Morales. EFE