Gobierno mejora condiciones de vida de 37 familias al dotarlas de viviendas dignas en Gracias, Lempira

0
235
maya tv
  • Suyapa Alejandrina García contó que anduvo alquilando por años, pero ahora ese dinero que antes usaba para alquiler lo invierte en su familia.
  • María Ángela Pérez afirmó que «antes me daba pena el lugar en el que vivía, pero hoy tengo una casa digna», con lo necesario para vivir en mejores condiciones.
  • El Gobierno a través de Convivienda entregó un bono de 103.000 lempiras por cada vivienda, realizando una inversión total de 3.811.000 lempiras.

Gracias (Lempira), 26 de marzo. El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández alivió las condiciones de pobreza de 37 familias de la ciudad de Gracias (Lempira) al entregarles este viernes casas propias  por medio del Programa Vivienda para una Vida Mejor.

La iniciativa que lleva a cabo la Comisión Nacional de Vivienda y Asentamientos Humanos (Convivienda) realizó la donación de 37 viviendas, mediante un mecanismo en el que el Gobierno aporta un monto de 103.000 lempiras para la construcción de una vivienda.

El proyecto de vivienda se realiza a través de un desarrollador certificado y el beneficiario aporta el lote y la mano de obra no calificada, mientras que la Alcaldía apoya en algunos casos con los materiales pétreos y el acarreo de los mismos.

El Gobierno, a través de Convivienda, entregó un bono de 103.000 lempiras por vivienda, realizando una inversión total de 3.811.000 lempiras.

El desembolso total de la Alcaldía Municipal de Gracias fue de 407.000 lempiras, con un aporte de 11.000 lempiras por cada vivienda.

El alivio de la pobreza

Doña Suyapa Alejandrina García, una de las 37 beneficiadas con vivienda, recordó que anduvo años alquilando y comentó que en esos cambios de casa hasta se le arruinan las cosas, «pero ese dinero que antes usaba para pagar alquiler ahora lo invierto en la familia, en las cosas que más necesitamos».

El cambio de vida para doña Alejandrina Cardoza Soriano (no vidente de la tercera edad) fue más que dramático, porque mencionó que por mucho tiempo vivió con otros familiares, pero «hoy tengo mi vivienda y agradezco esto porque no me imaginaba tener una casa, después de vivir mucho tiempo arrimada»

María Ángela Pérez, casi con lágrimas en sus ojos, relató que antes le daba pena el lugar donde vivía, porque no era una casa con todas las comodidades para tener una vida digna, pero hoy en día se siente más que feliz en el nuevo hogar, que consta de cocina, dos cuartos, baño, sala y comedor.

Cerró el círculo de testimonios José Florentino Hernández Díaz, quien catalogó el hecho de contar con su vivienda como «un regalo de Dios y del presidente Hernández, el que agradecemos mucho porque se ha acordado de los más pobres».

El alcalde de Gracias, Javier Enamorado, afirmó que las intenciones de cambio de vida para los más pobres en esta ciudad y en todo el departamento de Lempira iniciaron con la entrega de ecofogones; hoy, además, se ayuda con pisos de cemento, techos y viviendas, son muchas las familias beneficiadas y los cambios de vida son dramáticos.

«Es una gran oportunidad la que tienen los pobladores al recibir una casa digna; estas obras son grandiosas y se agradece al presidente Hernández por poner en agenda prioritaria a los más pobres. Con hechos se está demostrando dónde está el dinero», añadió.

Inversión nunca antes vista

Para el ministro de Convivienda, Sergio Amaya, solo con esta entidad se han entregado más de 10.000 viviendas, y en otro tipo de esquemas, entre financiamientos y adquisiciones de casas, suman más de 30.000 unidades, con una inversión sin precedentes en la historia de Honduras.

«Hemos llegado a más de 160 municipios de los 289 que tiene el país, y eso representa un gran esfuerzo del Gobierno del presidente Hernández, algo que nunca se había hecho  en Honduras», dijo Amaya.

Asimismo, adelantó que pronto vendrá la Secretaría de Vivienda y Asentamientos Humanos, con la que se buscará fortalecer el sector de la vivienda para atender la demanda existente en el país; además, por ser este sector un fuerte generador de empleo en el país.

«Ningún presidente había realizado un programa como éste, que ha generado mucho bienestar en las familias que no tenían esperanzas de contar con una vivienda digna», comentó Amaya.

El Gobierno del presidente Hernández considera que el acceso a la vivienda es un eje transversal de los programas de desarrollo y en este caso la dotación de una casa contribuye a reducir los índices de pobreza.