El coronavirus sigue incontenible en Brasil y Chile que marcan nuevos récords

0
658
EFE/ Orlando Barría/Archivo

Redacción Internacional– Brasil, con sus 51.271 muertos por la COVID-19 y 1,1 millones de enfermos, y Chile, con 4.608 nuevos casos en las últimas 24 horas, dieron inicio este lunes a una nueva semana de sus en la pandemia que azota al planeta y que mantiene al continente americano como epicentro de la crisis.

Según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos globales de COVID-19 alcanzaron los 8,84 millones, mientras que los fallecidos confirmados ascienden a 465.460, y en las pasadas 24 horas se volvió a batir el récord de infecciones diarias, con más de 183.000, algo favorecido por el alza de casos en Brasil y Estados Unidos, que parece haber entrado en un segundo pico de infecciones.

Por su parte, Chile, que este lunes superó a España en número de infectados tras detectarse 4.608 nuevos casos en las últimas 24 horas, lo que eleva a 246.963 la cifra total de contagios, es el séptimo país con más positivos del mundo, detrás de EEUU, Brasil, Rusia, India, Reino Unido y Perú, este último con más de 250.000.

«Hemos dicho siempre que la situación es preocupante», dijo el ministro de Salud, Enrique Paris, luego de que un grupo de científicos pidiese medidas «drásticas» para frenar la pandemia y alertase de que de los decesos podrían llegar a 70.000 en los próximos meses si no se detiene el actual ritmo de contagios.

BRASIL AUMENTA SU CRISIS DE SALUD CON TURBULENCIAS POLÍTICAS

Brasil, con sus 51.271 fallecimientos y 1.106.470 positivos, convive con una crisis sanitaria a la que se mezclan las turbulencias políticas desatadas en torno a Jair Bolsonaro.

Más preocupado con la crisis política vinculada a asuntos de corrupción, el presidente brasileño parece distanciado de la situación sanitaria, cuya resolución dejó en manos de las Administraciones estatales y municipales, responsables de las medidas de aislamiento social que el mandatario censura.

Pero las controversias sobre la gestión del Gobierno de Bolsonaro frente al coronavirus también se ven reflejadas en los gobiernos regionales.

Así, el nombramiento del tercer secretario de Salud de Río de Janeiro en un mes refleja la caótica gestión del gigante sudamericano y de su estado más emblemático frente al coronavirus, y agravó una crisis generada por denuncias de corrupción que tienen al borde de la destitución al gobernador regional.

Fernando Ferry anunció su renuncia al cargo de secretario de Salud de Río de Janeiro en un video en el que dijo que intentó resolver los graves problemas generados por la pandemia pero que no podía seguir soportando las presiones para firmar contratos bajo sospecha.

Ferry tan sólo permaneció en el cargo poco más de un mes tras haber sustituido a Edmar Santos, destituido en medio de las investigaciones que la Fiscalía abrió contra el Gobierno regional por presuntos desvíos en los recursos destinados a adquirir materiales para el combate a la pandemia y montar hospitales de campaña para pacientes con COVID-19.

TRUMP ASUME NORMALIDAD MIENTRAS LOS CASOS REPUNTAN EN EEUU

El presidente Donald Trump visitará este martes el estado de Arizona, uno de los puntos rojos de COVID-19 en el país, pese al considerable incremento en el número de casos reportado en las últimas semanas. El mandatario no ha detenido la reapertura en el país, ni tampoco sus mítines políticos.

Está previsto que Trump visite la frontera de Arizona con México, específicamente la región de Yuma, donde actualmente se construye parte del muro fronterizo y también una de las regiones donde se han incrementado los casos de COVID-19.

Asimismo, Florida rebasó este lunes la barrera psicológica de los 100.000 contagios en medio de un repunte en varios estados, mientras los expertos alertan del aumento de los casos entre los jóvenes de ese estado.

Aunque la situación empeora, las autoridades de Florida mantienen su firme postura en contra de cualquier medida que detenga la actividad económica.