El Consejo de Seguridad de la ONU vuelve a su sala tras siete meses

0
598
ONU
Los representantes de los quince países se dieron cita para abordar la situación en Mali sentados otra vez en la icónica mesa con forma de herradura y con el gran mural del artista noruego Per Lasson Krohg de fondo. EFE

Naciones Unidas, 8 oct (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU volvió a reunirse este jueves en su sala por primera vez desde el pasado mes de marzo, después de siete meses alejado de su escenario habitual por la pandemia del coronavirus.

Los representantes de los quince países se dieron cita para abordar la situación en Mali sentados otra vez en la icónica mesa con forma de herradura y con el gran mural del artista noruego Per Lasson Krohg de fondo.

“Creo que todos estamos contentos de volver finalmente a casa. Nos llevó siete meses, fue un camino largo, y finalmente estamos de vuelta. Creo que es un buen mensaje”, dijo a los periodistas el embajador ruso, Vasili Nebenzia, que este mes ocupa la presidencia de turno del órgano.

Tras varios meses reuniéndose únicamente por vía virtual, el Consejo de Seguridad comenzó el pasado julio a celebrar algunas sesiones en persona, pero lo hizo en la sala del Consejo Económico y Social de la ONU, por ser más grande y facilitar el distanciamiento de los participantes.

“La imagen de tenernos en el Consejo de Seguridad es un mensaje muy importante en sí mismo”, dijo Nebenzia defendiendo su decisión de volver al salón habitual.

Para minimizar riesgos, la ONU ha instalado mamparas transparentes que separan los asientos de los embajadores y la Presidencia rusa ha pedido a todos los diplomáticos someterse a pruebas del coronavirus lo más a menudo posible.

Nebenzia, que junto a otros participantes en la reunión optó por quitarse la mascarilla para intervenir, subrayó que los test son la medida más importante a la hora de tener tranquilidad de que el Consejo de Seguridad es un lugar seguro.

“No es la distancia lo que es crucial, ni siquiera las mamparas, es tener confianza en que no estás infectado. Si no estás infectado podemos besarnos y no pasa nada”, dijo a los periodistas.

La sede central de la ONU, mientras tanto, continúa operando bajo estrictas medidas para contener el coronavirus y con una gran mayoría de los funcionarios trabajando a distancia.