El cardenal Rodríguez repugna la codicia, la sed insaciable de acumular y tener cosas

0
289

Tegucigalpa.- En el tercer domingo de Cuaresma, tiempo preparatorio para la Semana Santa, el cardenal hondureño Óscar Andrés Rodríguez repugnó hoy la codicia la cual dijo es “la sed insaciable de acumular y tener cosas”.

“Estamos buscando agua en las cisternas agrietadas del poder y del placer, sin reglas morales del tener y acumular de un vicio horrible que se llama la codicia, la codicia es una sed insaciable de acumular y de tener cosas y peor todavía de tener dinero”, reflexionó el arzobispo de Tegucigalpa.

Cuántos de ustedes, como yo, conocemos gente que acumula y que acumula y que acumula y después tiene que dejarlo todo el día que el señor lo llama, cuestionó.

En ese contexto, recordó que Honduras tendrá este año una larga sequía a causa del fenómeno de El Niño.

“Qué triste que en la parte más pobre de nuestra ciudad, la gente tenga que comprar el agua, de esas cisternas que suben allá para venderles un poquito de agua”, lamentó.

El religioso exhortó a comprender que el tener es para compartir y el poder es para servir.

¿Hemos buscado verdaderamente el agua de la vida eterna?, cuestionó al tiempo que recordó que Jesús dice “dónde está tu tesoro ahí está tu corazón”.

“En este tercer domingo de Cuaresma le decimos señor, sabemos que tienes tú sed de que nos acerquemos a ti, de que podamos beber esa agua que salta hasta la vida eterna. Bendice a nuestra Honduras, que no sigamos buscando pozos que están agotados y que entendamos que el tener es para compartir y el poder es para servir”, caviló el cardenal hondureño.

Concluyó que debemos darle de beber a Jesús lo mejor que tenemos.

“Señor haz que tengamos sed de tu voluntad y ayúdanos para que tu santa voluntad sea nuestro alimento”, oró.